De la mano de los pibes el Rojo tuvo su desahogo

Con goles de Roa, Silvio Romero y uno en contra de Nani, Independiente cerró el Torneo de la Superliga con un triunfazo ante Central Córdoba y cortó la mala racha de ciattro partidos sin ganar. 

En la previa del partido, en conmemoración del día Internacional de la mujer, aquellas mujeres que ocupan un cargo en la institución fueron homenajeadas en el campo de juego, además participaron del saludo histórico junto a los jugadores. 

Durante la primera parte, el «Rojo» como es costumbre en su casa, mostró carácter y salió a buscar el partido, se plantó ante un Central Córdoba que fue dominado en los primeros minutos del encuentro, contra un Independiente que jugaba con los juveniles desde el arranque.

A los 14′ de juego, el local iba a tener una chance clara de gol luego de una jugada asociada entre Andrés Roa y Silvio Romero, pero el Ruso Rodríguez iba a salvar el arco para el equipo santiagueño y mandar la pelota al corner. 

Corrían los minutos del primer tiempo, el «Rojo» iba a disminuir la intensidad de juego, por lo que la visita aprovechó para adueñarse del balón y dominar el cotejo. La más clara para el «Ferroviario» la tuvo Jonathan Herrera, tras quedar mano a mano con Martín Campaña después de un robo de Quilez en mitad de cancha, sin embargo Alan Franco logró desestabilizar al delantero que no pudo concretar el primer tanto de la noche. 

En el complemento, Independiente volvió a demostrar la intensidad en el juego, pero por apenas centímetros la pelota se desviaba y no lograba abrir el marcador. El equipo de Lucas Pusineri intentaba con un remate de Braian Martínez pero el balón iba a pegar en el travesaño. 

La primera emoción de la noche en Avellaneda llegó a los 32′, Andrés Roa definió de cruzado al palo más lejano de Diego Rodríguez y le daba la victoria parcial al Rojo. Cinco minutos más tarde, nuevamente Roa que tuvo una gran actuación en la noche pone a correr a Leandro Fernández que quiere jugar para Romero pero Matías Nani intercede para cortar la jugada desviando la pelota y ante un arquero desconcentrado, anota en su propio arco estirando la ventaja para el Rojo. 

Sobre el final, los Diablos celebraban el triunfo parcial y volvían a tener más movimiento en la cancha, es por eso que tras una jugada de ida y vuelta entre Bustos y Romero,es el chino quien marca a los 46′ el tercer tanto de la noche y su gol número 12 para devolverle a Independiente el triunfo que tanto ansiaba. 

De esta manera, el Rojo cerró el torneo de la Superliga con un desahogo necesario de cara a lo que viene de la mano de los pibes mientras que Central Córdoba con ésta derrota se complica en la zona de abajo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *